Miercoles, 3 de Junio de 2015

Hacemos memoria: Hoy 1929

Esta fue otra temporada inolvidable e histórica para el fútbol rosarino. Newell's fue campeón de la Copa Vila, pero además venció al Torino y al Bologna de Italia, que vinieron de gira. La Selección rosarina le ganó al Chelsea inglés (otro visitante de renombre) y se coronó campeón en el Torneo Argentino Interligas, venciendo en cancha de River a Tucumán.

Compartir Twitter
  • La "vicera" de Newell's fue la primera tribuna de cemento en nuestra ciudad, y así se veía.La "vicera" de Newell's fue la primera tribuna de cemento en nuestra ciudad, y así se veía.
  • Dirigentes y aficionados de Newell's, posan el día de la inauguración de la "vicera".Dirigentes y aficionados de Newell's, posan el día de la inauguración de la "vicera".
  • 26.05.1929. La tribuna más antigua (hoy llamada Gerardo Martino) es patrimonio histórico.26.05.1929. La tribuna más antigua (hoy llamada Gerardo Martino) es patrimonio histórico.
  • El Seleccionado de Rosario que se consagró campeón del Torneo Argentino Interligas.El Seleccionado de Rosario que se consagró campeón del Torneo Argentino Interligas.

Hoy: 1929

Por estos años algunos clubes de la ciudad ya tenían emisarios que viajaban por el interior del país para descubrir talentos. Sin embargo, los ídolos pueblerinos no siempre se dejaban tentar por el viaje a la segunda ciudad de la república. Casi nunca estaban dispuestos al desarraigo que el traslado significaba. Así y todo, en el 29 llegaron varios jugadores de afuera. Los tres hermanos Luna (miembros del equipo santiagueño campeón argentino del año 28), Teófilo e Ignacio Juárez de Tucumán, Camilo Aguiar de Paraná, y Ricardo Ravazzola de Chabás. Newell’s incorporó a Cataldo Spitale y Natalio Molinari. Y en Central surgió Marcelo Tamalet, delantero que descolló en los tres partidos de pretemporada anotando diez goles.

En la primera fecha del torneo sin embargo, Central perdió ante Sparta 1 a 0. Como los albinegros siempre complicaban a los auriazules, se los catalogó “la sombra negra de Central”. El 9 de mayo Rosario le ganó 2 a 0 a Buenos Aires en un amistoso a beneficio de la casa propia de la Liga. Scaroni, tras gran jugada de Gabino, y Barreiro, a poco del final, señalaron los tantos de nuestro representativo. Esa tarde hubo una gran concurrencia, no sólo por el buen destino al que se destinarían los fondos recaudados, sino por las estrellas que trajo Buenos Aires (Peucelle y Onzari entre otros).

La primera tribuna de cemento en nuestro país la había inaugurado Independiente el 4 de marzo de 1928. La primera en Rosario la habilitó Newell’s, el 25 de mayo del 29. Le vendió a Provincial su vieja tribuna de madera y construyó en su lugar la legendaria tribuna de la visera. Invitó a Boca Juniors para el amistoso inaugural (que ganó el xeneize 3 a 0) y en el ingreso de los jugadores al campo se dio algo que habla de la unión de los clubes en esa época. Detrás de los 22 protagonistas ingresaron representantes de todos los clubes afiliados a la Liga Rosarina adhiriendo al acontecimiento.

El clásico ha sido siempre un episodio saliente dentro del fútbol rosarino. El 2 de junio Newell’s le ganó 1 a 0 a Central de visitante en un partido vibrante. Su arquero Serena le atajó un penal a Podestá, y poco después Julio García desvió un remate de Libonatti marcando el único gol. Una semana después murió en Madrid el Dr. Adrián Beccar Varela, ex presidente de la Asociación Amateur de Buenos Aires. La Liga Rosarina remitió una nota de condolencia sumándose al pesar por el fallecimiento de este dirigente que tanto luchó por el desarrollo del fútbol.

El 16 de junio otro prestigioso visitante se presentó en Rosario, el Chelsea inglés. Antes de su arribo al país un rotativo bonaerense dijo “cada vez que nos visita algún team extranjero Argentina encuentra sus mejores representantes en Rosario. El amor propio y la destreza que caracteriza a sus jugadores ha hecho que el fútbol rosarino se convierta en el más perfecto que se juega en el país”. Ese bien cimentado prestigio del que gozaba Rosario tenía su explicación en los resultados que lograba. Al Chelsea por ejemplo, le ganó 2 a 1. Se imponían los británicos pero dos anotaciones de Félix Buzzolini dieron vuelta el marcador. Al orgullo que significó ese gran triunfo hay que sumarle otro detalle que ennoblece a los dirigentes de esa época: la Liga le donó lo que le correspondía de la recaudación a los damnificados por un terremoto que se había producido en Mendoza.

La formación de esa tarde fue: Carlos Guida; Andrés Garramendi y Ginés Burset; Alfredo Chabrolin, Victorio Faggiani y Silvestre Conti; Eduardo Bonzi, Gerardo Rivas, Gabino Sosa, Félix Buzzolini y Celestino López. El 9 de julio ese combinado (con unos pocos cambios) empató en cancha de Central, 1 a 1 con Santa Fe por la Copa de Oro. Luis Indaco marcó el gol de nuestro selectivo. Poco después hubo dos amistosos más con Santa Fe. Fueron a beneficio de los clubes de intermedia de ambas ligas y la iniciativa correspondió al Presidente de la Rosarina, Dr. Antelo. En ambos partidos ganó Rosario. En cancha de Ñuls 3 a 2, y en la de Gimnasia de Santa Fe, 4 a 1.

A propósito de la Intermedia, en el Torneo de esa categoría jugaron seis equipos. Alberdi New Boys, Provincial, Intercambio, Washington, Rosario a Puerto Belgrano y Ludueña. El título lo pelearon Washington y Provincial. El 11 de agosto se enfrentaron en una suerte de final, y ganó Washington 2 a 1 con goles de Juan Fedele y Silvio Bearzotti. Éste último, ex jugador de Belgrano e identificado con el celeste, se había ido a jugar al rojiazul (recordemos que eran vecinos y que sus canchas estaban pegadas) lo que prueba una vez más que en esa época primaba un sentimiento de hermandad entre las instituciones, más fuerte que cualquier rencor o celo. Con el título en el bolsillo, Washington se ganó el ascenso a la Copa Vila.

El 15 de agosto se presentó el Torino de Italia en Rosario. Un detalle se les pasó por alto a los visitantes en su ingreso al terreno de Central: se olvidaron de dar las hurras (tan típicas de esa época) y lograron que una desacostumbrada rechifla los recibiera. Rosario se fue al descanso ganando 2 a 0 gracias a los tantos de Vázquez y Rivas, pero un insólito quedo del combinado, le permitió a los turineses dar vuelta la historia en la segunda parte. Los italianos terminaron imponiéndose 4 a 2. Tres días después Newell’s vengó a la Liga venciendo al Torino 2 a 0. Jerónimo Díaz; Fermín Lecea y Florindo Bearzotti; Alfredo Chabrolin, Cataldo Spitale y Julián Sosa; Agustín Peruch, Humberto Libonatti, Walter Haumuller, Rafael García y Segundo Luna, integraron el once ganador. Brillante victoria del rojinegro que salvó la honra de nuestro fútbol. Esa tarde se enfrentaron los hermanos Libonatti, ya que Julio, recordemos, jugaba hacía varios años en el Torino.

El 21 de ese mes Newell’s enfrentó a otro visitante de renombre, el Bologna. Fue un miércoles que en Rosario había huelga general y todas las actividades estaban paralizadas. El equipo del norte italiano había vencido en la final del calcio precisamente al Torino, había triunfado en Uruguay 1 a 0, y llegaba a la ciudad envuelto en halagos. Sin embargo Newell’s no se amilanó, salió a jugarle de igual a igual, y consumó otra de sus grandes hazañas. Le ganó 2 a 1 con goles de Peruch y Cagnani.

Por entonces, la Liga tenía su Sede en calle Santa Fe 1490 y el amateurismo tenía los días contados. La mayoría de los grandes jugadores recibía furtivamente una remuneración o paga. De no ser así, eran empleados por mediación de sus clubes. En definitiva, siempre se encontraba la forma para retribuir por sus servicios. En otro orden de cosas, el Dr. Antelo empezó las gestiones para restablecer la relación con la A.U.F y reeditar así, los emotivos duelos con Uruguay por la Copa Asociación que no se jugaban desde 1923. Sus tratativas tuvieron éxito y los celestes se presentaron a fines de agosto en la cancha de Newell’s. Del Felice había puesto en ventaja a Rosario, pero los charrúas terminaron imponiéndose 2 a 1 con más garra que otra cosa.

En la Copa Vila peleaban Central, Newell’s y Central Córdoba. Un gentío rebasó las instalaciones de Central Córdoba cuando el local recibió al canalla. Se programó el cotejo para un día jueves a fin de quitarle concurrencia. Así y todo la cancha estuvo llena. Se registró una “misteriosa epidemia” y todo el mundo se reportó enfermo en sus puestos de trabajo. Los estudiantes faltaron a la escuela y las oficinas públicas quedaron vacías. Antonio Morales hizo el único gol del partido con el cual el charrúa se impuso 1 a 0. Los de Tablada y Newell’s terminaron empatando el primer lugar. El 29 de diciembre jugaron el desempate en Arroyito. Los charrúas no habían ganado nunca el título de primera división y lo ansiaban fervientemente. Pero las huestes de Gabino tendrían que esperar porque Spitale y Libonatti le dieron el triunfo a la lepra por 2 a 0.

Pero lo más grandioso del año fue sin dudas el título que obtuvo Rosario en el Campeonato Argentino Interligas. Arrancó ganándole a Comodoro Rivadavia 5 a 0. Más tarde eliminó a Zárate (4 a 0), a San Juan (3 a 1) y a Santa Fe (2 a 0). Como se ve, un solo gol en contra en cuatro partidos. El 15 de octubre en cancha de River se jugó la gran final ante Tucumán. Veinticinco mil espectadores colmaron el estadio. Nuestro combinado formó con: Octavio Díaz (RC); Francisco De Cicco (RC) y Juan González (RC); Silvestre Conti (Nac), Victorio Faggiani (TF) y Julián Sosa (NOB); Agustín Peruch (NOB), Francisco Scaroni (TF), Adolfo Cristini (Bel), Luis Indaco (RC) y Francisco Barreiro (Nac). El plantel lo completaban: Carlos Guida, Ginés Burset, Alfredo Chabrolín, Serapio Mujica, Antonio Del Felice y Osvaldo Goicoechea.

El enérgico árbitro Macías expulsó a Julián Sosa por protestar uno de sus fallos. Rosario se quedó con 10. Las crónicas indican que hasta los propios tucumanos le pedían al juez que no lo expulsara. Ganaban ellos 1 a 0 pero a poco del final un tiro libre de González emparejó las cifras. El referí consultó a los capitanes para ver si querían jugar un suplementario o volver a enfrentarse otro día. Decidieron continuar. Ahí sí Macías permitió el retorno de Sosa. Once contra once Rosario fue superior y encontró, por intermedio de Indaco, el gol que le dio la victoria por 2 a 1. Una conquista que robusteció aún más el prestigio del fútbol nuestro.

Rosario Norte se vio atestado de gente que quería recibir a los héroes. Los futbolistas fueron sacados en andas de los vagones y se improvisó una caravana por la ciudad que tenía más de seis cuadras de largo. Numerosos actos se realizaron en homenaje a los campeones. La Liga les obsequió un reloj y una medalla de oro a cada uno. Hasta se les compuso un himno llamado “Hurras campeones”, con letra de Lito Bayardo y música de Santiago Paris.

Fuentes de información consultadas:
* "Anales del fútbol rosarino", de Cipriano Roldán.
* "Rosario, fútbol y recuerdos", de Oscar Armando Ongay.
* Libros de Actas de la Asociación Rosarina de Fútbol.
* Archivo de diarios locales, Hemeroteca de la Biblioteca Argentina "Dr. Juan Alvarez".

Clubes Afiliados

Noticias breves

18/10

Novedades charrúas

En Central Córdoba se avecinan una maratón, una charla histórica para rememor...

17/10

Rosario fue medalla de plata

El Centro de Veteranos de Malvinas de nuestra ciudad perdió por 1 a 0 la fina...

16/10

Resultados y goleadores

Este domingo 14 de octubre se dispute la trigésima y última fecha del Torneo ...

11/10

Feliz día del árbitro

La Asociación Rosarina de Fútbol les quiere desear a todos los árbitros que d...

10/10

Un Estadio, dos partidos

En la jornada 30 del Torneo Molinas habrá dos partidos que tendrán escenarios...

08/10

Resultados y goleadoras del femenino

Este domingo se jugó también la fecha número dos del Torneo Clausura de Fútbo...

Nuestros Grandes Jugadores

  • Foto de Messi, Lionel Andrés

    Lionel Andrés Messi

  • Foto de Di María, Ángel Fabián

    Ángel Fabián Di María

  • Foto de Mascherano, Javier Alejandro

    Javier Alejandro Mascherano

  • Foto de Lavezzi, Ezequiel Iván

    Ezequiel Iván Lavezzi

  • Foto de Demichelis, Martín Gastón

    Martín Gastón Demichelis

  • Foto de Banega, Ever Maximiliano David

    Ever Maximiliano David Banega

  • Foto de Garay, Ezequiel Marcelo

    Ezequiel Marcelo Garay

  • Foto de Scocco, Ignacio Martín

    Ignacio Martín Scocco

  • Foto de Rodríguez, Maximiliano Rubén

    Maximiliano Rubén Rodríguez

  • Foto de Burdisso, Nicolás Andrés

    Nicolás Andrés Burdisso

  • Foto de Vangioni, Leonel Jesús

    Leonel Jesús Vangioni

  • Foto de Ansaldi, Cristian Daniel

    Cristian Daniel Ansaldi

  • Foto de Piatti, Pablo Daniel

    Pablo Daniel Piatti

  • Foto de Díaz, Daniel Alberto

    Daniel Alberto Díaz

  • Foto de Guiñazú, Pablo Horacio

    Pablo Horacio Guiñazú

  • Foto de Delgado, César Fabián

    César Fabián Delgado

  • Foto de Figueroa, Luciano Gabriel

    Luciano Gabriel Figueroa

  • Foto de Samuel / Luján, Walter Adrián

    Walter Adrián Samuel / Luján

  • Foto de Batistuta, Gabriel Omar

    Gabriel Omar Batistuta

  • Foto de Balbo, Abel Eduardo

    Abel Eduardo Balbo

  • Foto de Sensini, Roberto Néstor

    Roberto Néstor Sensini

  • Foto de González, Cristian Alberto

    Cristian Alberto González

  • Foto de Chamot, José Antonio

    José Antonio Chamot

  • Foto de Pochettino, Mauricio Roberto

    Mauricio Roberto Pochettino

  • Foto de Heinze, Gabriel Iván

    Gabriel Iván Heinze

  • Foto de Schiavi, Rolando Carlos

    Rolando Carlos Schiavi

  • Foto de Abbondanzieri, Roberto Carlos

    Roberto Carlos Abbondanzieri

  • Foto de Bonano, Roberto Oscar

    Roberto Oscar Bonano

  • Foto de Solari, Santiago Hernán

    Santiago Hernán Solari

  • Foto de Pizzi, Juan Antonio

    Juan Antonio Pizzi

El Salón de la Fama

Sitios Relacionados

       FIFA

 

AFA
        

       

Ascenso del Interior       



Futsal Rosario 

futsalRos

En el día de hoy nos visitaron 5495 personas . Vos sos una de ellas.

San Lorenzo 842 / 48 - 2000 Rosario - Argentina

Tel/Fax: 54 341 421-6251 / 421-1802

E-mail: contacto@rosariofutbol.com / prensa@rosariofutbol.com

desarrollado por Innovavista.net

Subir