Martes, 14 de Abril de 2015

Hacemos memoria: Hoy 1926

En el 26 Rosario ganó, con su Seleccionado, el Campeonato Nacional de Ligas. Venció en la final a Colón, Entre Ríos, que en la semifinal había dado el batacazo eliminando a Buenos Aires. Además, se le ganó 3 a 1 al Español de Barcelona, que vino de gira al país y su única derrota la padeció aquí. Y un juvenil Bernabé Ferreyra fichaba en la 3ra. de Newell's.

Compartir Twitter
  • El "petiso" Antonio Miguel, figura del Seleccionado Rosarino en 1926, fue "canillita" al dejar el fútbol. Muy recordado por su puesto de San Juan y San Martín. Foto: Archivo El Gráfico.El "petiso" Antonio Miguel, figura del Seleccionado Rosarino en 1926, fue "canillita" al dejar el fútbol. Muy recordado por su puesto de San Juan y San Martín. Foto: Archivo El Gráfico.
  • Ricardo Zamora, "el divino", era considerado por entonces el mejor arquero de Europa. En la gira de 1926 perdió un sólo partido en la Argentina, ante la Selección de Rosario. En la foto superior, tapa de El Gráfico. La inferior, festejando en Uruguay, tras vencer a Nacional.Ricardo Zamora, "el divino", era considerado por entonces el mejor arquero de Europa. En la gira de 1926 perdió un sólo partido en la Argentina, ante la Selección de Rosario. En la foto superior, tapa de El Gráfico. La inferior, festejando en Uruguay, tras vencer a Nacional.

Hoy 1926

El año 26 arrancó bien para Newell’s. El equipo rojinegro le ganó el 13 de enero la final de la Copa Estímulo a Rosario Central por 3 a 1. Este torneo, correspondiente al año 25, se había postergado por falta de fechas disponibles. Además, el conjunto del parque realizó algunos buenos amistosos de pretemporada. Le ganó 2 a 1 a Boca Juniors y perdió 3 a 2 ante Nacional de Montevideo. Central en tanto, jugó casi toda el año en la cancha del Club Bolsa de Comercio, ubicada en 9 de Julio y Lagos, ya que a la de Génova y Cordiviola le faltaban algunos retoques.

El presidente del Consejo Superior de la Rosarina en ese momento era Pedro Arias. El 13 de mayo se jugó en Buenos Aires la Copa Ibarguren pendiente entre los campeones del año 24. Se enfrentaron Boca y Belgrano. Ganaba el equipo de nuestra ciudad dos a cero con tantos de su goleador, Silvio Bearzotti, sin embargo los xeneizes se recuperaron y lo empataron en dos. Al celeste rosarino se le lesionaron dos hombres y pese a la desventaja opusieron una tenaz resistencia. Concluido el tiempo reglamentario igualado se pensaba que se jugaría una revancha en días subsiguientes, pero no. Los dirigentes locales cerraron las puertas del vestuario y obligaron a los protagonistas a que disputasen un alargue. Así se hizo, y ocurrió lo que se preveía. Llegó el gol de Boca que desniveló, aunque al parecer fue tan polémico que originó airados reclamos de parte de los jugadores de Belgrano. Finalmente decidieron retirarse de la cancha en disconformidad tras lo cual el árbitro dio por terminado el juego otorgándole el triunfo y la copa al club de la ribera.

La Copa Vila comenzó el 20 de mayo con la participación de 15 equipos. Talleres fue el que arrancó peor. Recibió duras goleadas en las 3 primeras fechas y le convirtieron 35 goles. Su mala campaña lo llevaría a una rápida disolución. Newell’s en cambio conformó una delantera brillante que estuvo a la altura de viejas y gloriosas líneas de ataque. Se sumó Agustín Peruch al extremo derecho de la misma y junto a Humberto Libonatti, Atilio Badalini, Vicente Aguirre y Juan Francia, constituyó un inolvidable quinteto. Central en cambio no anduvo bien. El “maestro” Harry Hayes estaba en su ocaso deportivo y no surgieron nuevos valores de sus filas. Llegó a perder con equipos de menor envergadura como Calzada y Alberdi New Boys. Quizás por esas actualidades distintas que atravesaban los dos grandes de la ciudad, es que extrañó el empate en uno que el auriazul rescató en el parque ante su clásico rival.

El 6 de junio el combinado de la Liga se enfrentó a la Selección de Paraguay que venía de jugar la Copa Chevallier Boutell en Buenos Aires. El encuentro convocó bastante público y terminó igualado en cuatro. Antonio Miguel, Gabino Sosa y Genaro Ayala en dos ocasiones, convirtieron los goles locales. El 9 de julio se volvió a empatar, en este caso 2 a 2 y ante el seleccionado porteño por la Copa Rosario. Libonatti y Molinari marcaron en esa oportunidad.

El partido más esperado del año sin embargo fue el que se jugó el 11 de julio en cancha de Newell’s. Ese día se presentó en la ciudad el Español de Barcelona, equipo en el que atajaba Ricardo Zamora, “el divino”. El público rosarino ya había sabido admirar a talentos foráneos como Russell del Playmouth, Arrate de los vascos, o Piendibene de Uruguay. Ahora el que concitaba toda la atención era este arquero de enorme popularidad, considerado por la prensa como el mejor de Europa. La gente comenzó a ingresar a las 9 de la mañana y tal como si concurriese a un pic-nic entraba al estadio con sus viandas. Al mediodía la avalancha fue tal, que la capacidad de la cancha se vio desbordada y las autoridades no pudieron más que cerrar las puertas dejando a miles de personas afuera.

Ese día Rosario dio cátedra. Se impuso 3 a 0 con dos goles de Miguel y uno de Sosa. Aquella fue la única derrota del equipo español en nuestro país. Los once que concretaron la hazaña fueron: Hectorino Paccotti; Roberto Cochrane y Natalio Molinari; Alfredo Chabrolín, Carlos Villa y Silvestre Conti; Agustín Peruch, Humberto Libonatti, Gabino Sosa, Antonio Miguel y Rafael García. Una frase que guardaron con orgullo todos los que asistieron a aquel partido fue “cuiden al pequeñín, cuiden al pequeñín”. Eso era lo que le gritaba “el divino” Zamora a sus compañeros refiriéndose al petiso Miguel, que aquella tarde estuvo imparable por el sector izquierdo.

El resultado sorprendió tanto a los europeos que pidieron revancha antes de marcharse. La misma se concretó el 24 de ese mes en cancha de Sportivo Barracas de Buenos Aires. Quince mil personas se dieron cita. Rosario tuvo tres cambios respecto a su anterior alineación, pero nuevamente demostró superioridad. Esta vez el marcador terminó en blanco, pero el 0 a 0 en parte se debió a que la defensa ibérica contuvo los embates rosarinos con rudeza desmedida y juego brusco. Quesada fue expulsado debido a las mencionadas asperezas, y la mala predisposición de los visitantes fue repudiada por el público y sufrida por Gabino y compañía.

En agosto firmó para la tercera de Newell’s Bernabé Ferreyra. “La fiera” había llegado procedente de Rufino y debutó en primera el 12 de septiembre. Fue en el 1 a 1 ante Sparta. Aquel día, el quinteto rojinegro de ataque formó con: Peruch, Ferreyra, Badalini, Aguirre y de la Torre. Hasta finales del año 26 “el mortero de Rufino” jugó en Ñuls. Es un dato que no muchos conocen. Luego retornó a su localidad natal y más tarde marchó hacia Buenos Aires, donde recaló en River y se convirtió en la figura más grande de los primeros años del profesionalismo.

El 19 de septiembre Huracán superó 2 a 1 a Tiro Federal por la Copa Ibarguren del año 25. Con esta nueva derrota, Buenos Aires dominaba el historial y de las 13 ediciones había ganado 10. Sólo Central, Newell’s y Tiro (una vez cada uno) habían podido alcanzar ese título. El globo jugó en su cancha y aunque el tirolense buscó denodadamente el empate, logró sostener el resultado favorable. Semanas más tarde Newell’s invitó al elenco capitalino a jugar un amistoso en nuestra ciudad y lo venció 2 a 1 demostrando su vulnerabilidad.

El gran triunfo rosarino del año 26 fue el título obtenido en el Campeonato Nacional de Ligas, Copa Presidente Roque Sáenz Peña. El combinado de nuestra ciudad le ganó 6 a 2 a Venado Tuerto, 8 a 1 a Río Cuarto, 3 a 1 a Santiago del Estero y 7 a 3 a la Liga de Colón (Entre Ríos) en la final. Los entrerrianos habían dado el gran batacazo eliminando a Buenos Aires en semifinales y contaban con un atacante de impresionante efectividad, Alfredo Frei. Ese centrodelantero convirtió los tres tantos de su equipo, que en el partido decisivo, hicieron menos abultada la derrota. Su olfato goleador no pasó desapercibido y en 1927 fue incorporado por Newell’s. El equipo de Rosario que se consagró campeón fue el siguiente: Barrera; Rizzi y Fernández; Chabrolín, Faggiani y Ascani; Peruch, Libonatti, Caligaris, Bearzotti (que en la final metió 4 goles) y García.

En noviembre se jugó el primer clásico oficial en Arroyito y Central ganó por 4 a 2. Era la tercera vez que se enfrentaban en el año. Newell's ganaba 2 a 0 pero Sarasibar de penal, Castagno en contra, y Bertei en dos oportunidades, señalaron los goles que dieron vuelta la historia y le regalaron una alegría grande a la afición auriazul. La derrota postergó un poco al rojinegro en la lucha por el campeonato. Era el gran candidato a alzarse con la Copa Vila, pero Tiro Federal, su principal amenaza, siguió ganando y pasó al frente a pocas fechas del final.

El 26 de diciembre el tirolense se consagró campeón por tercera vez en su historia. Le ganó en cancha de Gimnasia 2 a 0 a Central con goles de Pagliarusco y Buzzolini y mantuvo así (cuando aún faltaba una fecha) los tres puntos de ventaja que llevaba sobre Newell’s. Convirtió 83 goles y le hicieron 21. Sumó 49 puntos contra 46 del rojinegro, 42 de Belgrano, 41 de Nacional, 35 de Central, 33 de Sparta y 32 de Córdoba. Formó, habitualmente, con: Félix Cupulutti; Roberto y Juan Cochrane; Eduardo Mendoza, Victorio Faggiani y Oscar Rodríguez; Félix Romano, Alberto Cattaneo, Francisco Pagliarusco, Félix Buzzolini y Alberto Cambiasso. También jugaron algunos partidos el arquero internacional Lorenzo Colombo, Eduardo Bonzi, y el petiso Antonio Miguel.

El resto de los títulos quedaron en manos de Central. El auriazul fue campeón de cuarta, de tercera, y de segunda. La Copa Pinasco se la ganó nada menos que a Newell’s en la final. Fue un claro triunfo por 3 a 0 que coronó una impecable campaña de 17 fechas invicto. Mientras tanto, Octavio Díaz retornaba de Chile en donde había defendido el arco de la selección en la Copa América. Su brillante actuación ante Uruguay cosechó copiosos elogios de la prensa nacional. A todo esto, futuros cracks de Newell’s hacían sus primeras armas en otros clubes. Fermín Lecea surgía en Calzada y Alfonso Etchepare aparecía en la primera de Riberas del Paraná. A raíz de una nueva disposición de la Liga, los cuatro últimos de la Copa Vila perderían la categoría y conformarían un nuevo certamen: el de Intermedia. Así fue como Talleres, Provincial, Alberdi y Rosario a Puerto Belgrano, se tuvieron que resignar a dejar el círculo de elite local.

Fuentes de información consultadas:
* "Anales del fútbol rosarino", de Cipriano Roldán.
* "Rosario, fútbol y recuerdos", de Oscar Armando Ongay.
* Libros de Actas de la Asociación Rosarina de Fútbol.
* Archivo de diarios locales, Hemeroteca de la Biblioteca Argentina "Dr. Juan Alvarez".

Clubes Afiliados

Noticias breves

15/11

Horizonte gritó campeón

En el Futsal Femenino el que pudo festejar, tras una apasionante final jugada...

13/11

Rosarino récord

Este lunes a la noche, en el duelo entre Patronato y San Martín de Tucumán, u...

08/11

Se definen los torneos Femeninos y de Veteranos

Ya se están viviendo las etapas de definición en los campeonatos Femenino y V...

06/11

Hay dos invictos en el Fútbol Femenino

Jugada este fin de semana la fecha 6 del Clausura de Fútbol Femenino, son dos...

05/11

Resultados y goleadores

Este domingo 4 de noviembre se disputó la segunda fecha del Torneo Hermenegil...

30/10

El primer rosarino dirigiendo al Real Madrid

Santiago “el indiecito” Solari se convertirá mañana en el primer oriundo de n...

Nuestros Grandes Jugadores

  • Foto de Messi, Lionel Andrés

    Lionel Andrés Messi

  • Foto de Di María, Ángel Fabián

    Ángel Fabián Di María

  • Foto de Mascherano, Javier Alejandro

    Javier Alejandro Mascherano

  • Foto de Lavezzi, Ezequiel Iván

    Ezequiel Iván Lavezzi

  • Foto de Demichelis, Martín Gastón

    Martín Gastón Demichelis

  • Foto de Banega, Ever Maximiliano David

    Ever Maximiliano David Banega

  • Foto de Garay, Ezequiel Marcelo

    Ezequiel Marcelo Garay

  • Foto de Scocco, Ignacio Martín

    Ignacio Martín Scocco

  • Foto de Rodríguez, Maximiliano Rubén

    Maximiliano Rubén Rodríguez

  • Foto de Burdisso, Nicolás Andrés

    Nicolás Andrés Burdisso

  • Foto de Vangioni, Leonel Jesús

    Leonel Jesús Vangioni

  • Foto de Ansaldi, Cristian Daniel

    Cristian Daniel Ansaldi

  • Foto de Piatti, Pablo Daniel

    Pablo Daniel Piatti

  • Foto de Díaz, Daniel Alberto

    Daniel Alberto Díaz

  • Foto de Guiñazú, Pablo Horacio

    Pablo Horacio Guiñazú

  • Foto de Delgado, César Fabián

    César Fabián Delgado

  • Foto de Figueroa, Luciano Gabriel

    Luciano Gabriel Figueroa

  • Foto de Samuel / Luján, Walter Adrián

    Walter Adrián Samuel / Luján

  • Foto de Batistuta, Gabriel Omar

    Gabriel Omar Batistuta

  • Foto de Balbo, Abel Eduardo

    Abel Eduardo Balbo

  • Foto de Sensini, Roberto Néstor

    Roberto Néstor Sensini

  • Foto de González, Cristian Alberto

    Cristian Alberto González

  • Foto de Chamot, José Antonio

    José Antonio Chamot

  • Foto de Pochettino, Mauricio Roberto

    Mauricio Roberto Pochettino

  • Foto de Heinze, Gabriel Iván

    Gabriel Iván Heinze

  • Foto de Schiavi, Rolando Carlos

    Rolando Carlos Schiavi

  • Foto de Abbondanzieri, Roberto Carlos

    Roberto Carlos Abbondanzieri

  • Foto de Bonano, Roberto Oscar

    Roberto Oscar Bonano

  • Foto de Solari, Santiago Hernán

    Santiago Hernán Solari

  • Foto de Pizzi, Juan Antonio

    Juan Antonio Pizzi

El Salón de la Fama

Sitios Relacionados

       FIFA

 

AFA
        

       

Ascenso del Interior       



Futsal Rosario 

futsalRos

En el día de hoy nos visitaron 269 personas . Vos sos una de ellas.

San Lorenzo 842 / 48 - 2000 Rosario - Argentina

Tel/Fax: 54 341 421-6251 / 421-1802

E-mail: contacto@rosariofutbol.com / prensa@rosariofutbol.com

desarrollado por Innovavista.net

Subir