Martes, 17 de Marzo de 2015

Hacemos memoria: Hoy 1924

En un año de grandes conquistas para el fútbol rosarino, se venció dos veces a la Selección de Buenos Aires (una de ellas 5 a 0). También se le ganó al Plymouth, equipo inglés que vino de gira a la ciudad. En el 24, Uruguay se coronó campeón olímpico en París, y en un amistoso posterior ante Argentina, nacieron “el gol olímpico” y “la vuelta olímpica”.

Compartir Twitter
  • El cuadro de Belgrano campeón 1924, único título suyo en la Copa Vila, aún perdura.El cuadro de Belgrano campeón 1924, único título suyo en la Copa Vila, aún perdura.
  • El primer gol directo desde un tiro de esquina lo hizo un jugador de Huracán: Cesáreo Onzari.El primer gol directo desde un tiro de esquina lo hizo un jugador de Huracán: Cesáreo Onzari.

Hoy 1924

A mediados de febrero la Liga renovó autoridades. Víctor Heitz, que fuera el primer presidente de Newell’s, asumió el cargo. Su llegada a la presidencia era un buen presagio, hacía suponer que la institución del Parque (que se había alejado a fines del 23) se reafiliaría rápidamente. Así fue. El propio Heitz se encargó de enviar una carta a la dirigencia rojinegra expresándole sus respetos y elogiándolos profusamente. Un grupo de asociados de Central mientras tanto, se alejaron de la institución y fundaron el Club Talleres. En 1925, esa nueva entidad se fusionaría con Aprendices Rosarinos.

Por entonces, y tal como sucede en la actualidad, los jugadores tenían cábalas, talismanes y todo tipo de amuletos. Se creía en la suerte y en los fetiches que la propiciaban. Un ejemplo pintoresco es el de Belgrano. El club de Barrio Vila cambió este año los colores de su camiseta y estrenó nueva divisa ganando. Desde entonces la adoptó gustoso, y sus hinchas terminaron amándola ya que con ella fueron campeones de primera división por única vez en su historia. La entidad había sido fundada por los puesteros del mercado central. Ellos le pusieron el nombre del creador de la bandera, pero los rivales le asignaron el mote de “los paperos”. Su camiseta era azul surcada por delgados bastones amarillos. El parecido con la casaca de Central había colaborado para que hubiese una ardorosa rivalidad con “los canallas”. Lo cierto es que ni bien Belgrano adoptó el celeste como color llegaron los triunfos. Sea por el destino o lo que fuere, el sortilegio dio resultado positivo.

El fútbol rosarino, que ya había dado numerosas muestras de su altísimo nivel, siguió corroborando su jerarquía en cuanta oportunidad se le presentó. Merced al virtuoso desempeño de sus jugadores cobró celebridad internacional. Para los críticos foráneos existía un modo de jugar rosarino. Se decía que aquí se había adoptado la técnica y el ordenamiento del fútbol inglés pero que se le había adosado la picardía y la improvisación. La gambeta y el regate. En síntesis, se decía que Rosario había “desarreglado” aquel orden original a gusto y paladar de la idiosincrasia local creando un estilo propio.

Hacia principios de año llegaban las noticias de que Uruguay se había coronado campeón olímpico de fútbol en los Juegos de París. La Liga Rosarina envió una elogiosa nota a la Asociación Uruguaya felicitándola por la brillante campaña. La esquela afirmaba que semejante victoria engrosaba los lauros del fútbol sudamericano. Aquí, el triunfo charrúa generó una sincera alegría. La ciudad celebró aquella hazaña sintiéndose parte del éxito. En ese entonces fuertes vínculos de admiración mutua unían a Montevideo y Rosario.

En junio llegó proveniente de Inglaterra el “Plymouth Argyle”. Su presencia en nuestro país no hizo más que posicionar de nuevo al fútbol rosarino en la más alta consideración popular. El conjunto británico arrancó su gira ganándole 2 a 0 a Buenos Aires, y 4 a 0 a Uruguay. Más tarde jugó contra la selección nacional. Allí jugaron cuatro rosarinos: Bearzotti, Goicochea, Sosa y Adolfo Celli. Gabino convirtió los dos primeros goles, el segundo tras una formidable jugada personal en la que dejó en el camino al arquero. La victoria 3 a 0 de Argentina generó una gran alegría en el público porteño. El 6 de julio el “Plymouth” llegó a Rosario. La expectación por verlos era superior a cuando habían venido los vascos. A los antecedentes que traían, le sumaron su victoria en Montevideo, la cual inflamó notablemente su prestigio. El cotejo se jugó en Newell’s, pero Central facilitó una tribuna transportable para ampliar la capacidad. En la cancha estuvo el Cónsul Británico, y los presidentes de la Liga Rosarina y la Asociación Argentina de Fútbol. El trámite fue intenso, deslucido, áspero por momentos. Fastidió al público la utilización de recursos ilícitos por parte de los ingleses. Al final empataron 0 a 0.

Dos días después se jugó la revancha en Buenos Aires. El capitán del Plymouth pronosticó un triunfo esta vez. El árbitro fue Mc Revee, un miembro de la delegación británica. Rosario formó con el mismo equipo, es decir: Octavio Díaz; Adolfo Celli y Florindo Bearzotti; Alfredo Chabrolin, Filedolfo Salcedo y Humberto Libonatti; Eduardo Bonzi, Julio Libonatti, Gabino Sosa, Ernesto Celli y Manuel Morosano. Otra vez el juego fue fuerte y enérgico. Ernesto Celli abrió la cuenta con un cabezazo a la salida de un corner, pero Russell empató gracias a un penal inexistente que indignó al público porteño. La gritería fue infernal, el aliento al team rosarino ensordecedor. A poco del final Ernesto Celli, tras pase de Morosano, puso el 2-1 definitivo. Antes de emprender el regreso hacia Inglaterra el Plymouth le ganó 1 a 0 a un combinado de la A.A.F, lo cual dio mayor brillo al triunfo del selectivo de nuestra Liga. Sin dudas, fue aquella otra de las páginas gloriosas que escribió el fútbol rosarino, esta vez jugando extrañamente en cancha de Boca Juniors.

El Torneo local continuó. El 3 de agosto Newell’s y Central empataron 1 a 1. Libonatti para el rojinegro, Macías para el auriazul. Una semana después Tiro Federal le ganó por la mínima a Central y Belgrano quedó como único escolta. Estos tres equipos eran precisamente los que venían peleando el título. En los juegos olímpicos mientras tanto, el rosarino Luis Brunetto ganaba la medalla de plata en salto triple. Brunetto, antes de dedicarse al atletismo, había defendido los colores de Provincial en la Copa Vila.

A Buenos Aires se le ganó este año las dos veces. El 15 de agosto como visitante se lo goleó 5 a 0. Aquella vez Rosario dominó con claridad desde un principio y se impuso con holgura gracias a los goles de Gabino Sosa, Eduardo Bonzi (2) y Vicente Aguirre (2). El 12 de octubre en GER, y por la Copa Culaciatti, se lo superó por 3 a 2. Pese a lo estrecho del marcador hubo (otra vez) una marcada superioridad rosarina. Francisco del Toro en dos oportunidades y el pelado Filedolfo Salcedo convirtieron los goles del local. Por entonces Rosario ya tenía un entrenador para sus selectivos: era Atilio Bruni, que había debutado en el cargo ante el Plymouth inglés.

Para el 21 y 28 de septiembre se programaron dos partidos de Argentina ante Uruguay, el seleccionado que se había coronado campeón olímpico recientemente. En el primero de ellos (jugado en Montevideo), los tradicionales rivales del río de la Plata empataron 1 a 1. Para la revancha hubo tanta gente aglomerada que fue imposible jugar. El partido debió suspenderse para cuatro días más tarde porque la cancha de Sportivo Barracas no daba a basto. El jueves 2 de octubre, un día laboral de mucho calor, por fin se pudo concretar el gran duelo. Igualmente ante muchísimo público.

Argentina formó con: Américo Tesorieri; Florindo Bearzotti y Adolfo Celli; Segundo Medici, Mario Fortunato y Emilio Solari; Domingo Tarascone, Ernesto Celli, Gabino Sosa, Manuel Seoane y Cesáreo Onzari. Como se ve, cuatro rosarinos integraron el once nacional. A poco de comenzado el juego Onzari convirtió un gol desde el corner sin que nadie la tocase. Un día antes había llegado la nota de FIFA anunciando la modificación reglamentaria que ahora permitía el remate directo. Por haber sido convertido a “los olímpicos” uruguayos, aquella histórica conquista quedó en el recuerdo como gol olímpico. Cuatro minutos antes del final, los uruguayos se enojaron y se retiraron del campo. Argentina ganaba 2 a 1. Los locales esperaron dentro del terreno varios minutos y viendo que sus rivales no retornaban hicieron un recorrido por las líneas demarcatorias saludando a la gente. Para todos, aquello fue una “vuelta olímpica”.

El torneo local tuvo un final apasionante. Belgrano, Tiro Federal y Central igualaron el primer puesto con 23 puntos. El sorteo quiso que Belgrano jugara ante Central y que Tiro pasara directo a la final. El 16 de noviembre en cancha de Ñuls Silvio Bearzotti le dio el triunfo a los celestes por la mínima diferencia. Siete días más tarde nuevamente “el chobaBearzotti marcó el tanto que le dio el 1 a 0 a Belgrano sobre Tiro en la final. De este modo su equipo se coronaba campeón por primera y única vez. Su alineación era la siguiente: Jorge Repucci (hasta mitad de año, luego una enfermedad lo obligó a trasladarse a Cosquín y a dejar su lugar a Nicolás Santana); Gabriel Mujica y Florindo Bearzotti; Manuel Martínez, Leandro Pastrana y Antonio Galli; Fernando Massei, Osvaldo Goicochea, Silvio Bearzotti, Francisco Montolio y Bonifacio Cabeza. También participaron Mario Bianchi, Juan Beltramo y Felipe Arrieta. Los torneos de competencia de segunda y tercera división fueron interrumpidos. Belgrano se quedó con la Copa Comercio venciendo 3 a 0 a Central, y Calzada con la Pinasco, luego de un polémico fallo del Consejo Superior que le dio por perdido un partido a Newell’s que el rojinegro ganaba 3 a 0 y en el que sus jugadores reaccionaron ante el juez del partido.

Fuentes de información consultadas:
* "Anales del fútbol rosarino", de Cipriano Roldán.
* "Rosario, fútbol y recuerdos", de Oscar Armando Ongay.
* Libros de Actas de la Asociación Rosarina de Fútbol.
* Archivo de diarios locales, Hemeroteca de la Biblioteca Argentina "Dr. Juan Alvarez".

Clubes Afiliados

Noticias breves

15/11

Horizonte gritó campeón

En el Futsal Femenino el que pudo festejar, tras una apasionante final jugada...

13/11

Rosarino récord

Este lunes a la noche, en el duelo entre Patronato y San Martín de Tucumán, u...

08/11

Se definen los torneos Femeninos y de Veteranos

Ya se están viviendo las etapas de definición en los campeonatos Femenino y V...

06/11

Hay dos invictos en el Fútbol Femenino

Jugada este fin de semana la fecha 6 del Clausura de Fútbol Femenino, son dos...

05/11

Resultados y goleadores

Este domingo 4 de noviembre se disputó la segunda fecha del Torneo Hermenegil...

30/10

El primer rosarino dirigiendo al Real Madrid

Santiago “el indiecito” Solari se convertirá mañana en el primer oriundo de n...

Nuestros Grandes Jugadores

  • Foto de Messi, Lionel Andrés

    Lionel Andrés Messi

  • Foto de Di María, Ángel Fabián

    Ángel Fabián Di María

  • Foto de Mascherano, Javier Alejandro

    Javier Alejandro Mascherano

  • Foto de Lavezzi, Ezequiel Iván

    Ezequiel Iván Lavezzi

  • Foto de Demichelis, Martín Gastón

    Martín Gastón Demichelis

  • Foto de Banega, Ever Maximiliano David

    Ever Maximiliano David Banega

  • Foto de Garay, Ezequiel Marcelo

    Ezequiel Marcelo Garay

  • Foto de Scocco, Ignacio Martín

    Ignacio Martín Scocco

  • Foto de Rodríguez, Maximiliano Rubén

    Maximiliano Rubén Rodríguez

  • Foto de Burdisso, Nicolás Andrés

    Nicolás Andrés Burdisso

  • Foto de Vangioni, Leonel Jesús

    Leonel Jesús Vangioni

  • Foto de Ansaldi, Cristian Daniel

    Cristian Daniel Ansaldi

  • Foto de Piatti, Pablo Daniel

    Pablo Daniel Piatti

  • Foto de Díaz, Daniel Alberto

    Daniel Alberto Díaz

  • Foto de Guiñazú, Pablo Horacio

    Pablo Horacio Guiñazú

  • Foto de Delgado, César Fabián

    César Fabián Delgado

  • Foto de Figueroa, Luciano Gabriel

    Luciano Gabriel Figueroa

  • Foto de Samuel / Luján, Walter Adrián

    Walter Adrián Samuel / Luján

  • Foto de Batistuta, Gabriel Omar

    Gabriel Omar Batistuta

  • Foto de Balbo, Abel Eduardo

    Abel Eduardo Balbo

  • Foto de Sensini, Roberto Néstor

    Roberto Néstor Sensini

  • Foto de González, Cristian Alberto

    Cristian Alberto González

  • Foto de Chamot, José Antonio

    José Antonio Chamot

  • Foto de Pochettino, Mauricio Roberto

    Mauricio Roberto Pochettino

  • Foto de Heinze, Gabriel Iván

    Gabriel Iván Heinze

  • Foto de Schiavi, Rolando Carlos

    Rolando Carlos Schiavi

  • Foto de Abbondanzieri, Roberto Carlos

    Roberto Carlos Abbondanzieri

  • Foto de Bonano, Roberto Oscar

    Roberto Oscar Bonano

  • Foto de Solari, Santiago Hernán

    Santiago Hernán Solari

  • Foto de Pizzi, Juan Antonio

    Juan Antonio Pizzi

El Salón de la Fama

Sitios Relacionados

       FIFA

 

AFA
        

       

Ascenso del Interior       



Futsal Rosario 

futsalRos

En el día de hoy nos visitaron 316 personas . Vos sos una de ellas.

San Lorenzo 842 / 48 - 2000 Rosario - Argentina

Tel/Fax: 54 341 421-6251 / 421-1802

E-mail: contacto@rosariofutbol.com / prensa@rosariofutbol.com

desarrollado por Innovavista.net

Subir